lunes, 2 de abril de 2012

ABRIL 2012. INICIO. En la tierra tabacalera de Campo Grande, Veracrúz, zona rodeada de selvas verdosas, una gran vegetación y una cristalina playa de arenas doradas, vive la familia Santibáñez, dueña de casi todo el territorio tabacalero y poseedora de una inmensa fortuna. Esta familia está conformada por Milton y Virginia, así como por sus dos hijas, Manuela y Jazmín, quienes aparentemente son muy unidas pero nadie sospecha que en el fondo Jazmín siente un odio terrible hacia su propia hermana, a la que siempre ha envidiado sobre todo por su suerte con los chicos, pues Manuela está comprometida con Antolín Albarrán, de quien es amante en secreto y del cuál está perdidamente enamorada por lo que suplica al hombre que deshaga su compromiso con su hermana pero éste está decidido a casarse con ella a como de lugar, presionado por Leonora, su madre, y Dionisio, su tío, quienes desean poseer la fortuna del viejo Milton a como de lugar.

Manuela disfruta de su romance con Antolín entre los sembradíos de tabaco y en la playa de Campo Grande. Él le promete que la ama por sobre todas las cosas y que jamás podrá amar a otra mujer igual a como la ama a ella, mientras que en su habitación Jazmín llora amargamente por el desprecio del muchacho, quien no desea deshacer su compromiso con su hermana para casarse con ella. Virginia la sorprende y consuela, le pide que se enamore de alguien, que haga su vida, pero Jazmín cree que en todo campo grande no hay hombre que valga la pena o sea digno de ella.

Los Albarrán desean poseer la hacienda Monterde, la cuál, aunque produce Tabaco, está casi abandonada desde hace muchos años, cuando los dueños murieron y la heredaron a su único hijo, el cuál vive en la ciudad desde hace muchos años. Es Dionisio quien asegura a Leonora que más pronto de lo que ella imagina ellos poseerán esa hacienda y al emparentar con Milton Santibáñez se volverán la familia más poderosa de la región.

Dueño de una inmensa fortuna, Santiago Monterde está casado con Darina Del Valle, con quien es feliz a pesar que ella no puede tener hijos y le es infiel con cuanto hombre puede, principalmente con Dionisio Albarrán, con quien en veces se ve en un hotel del puerto de Veracruz y a quien se entrega con singular pasión, sin sospechar que el hombre solo la está utilizando para sus perversos planes.

Fina, hermana de Virginia, ha regresado de un viaje por el extranjero y ha traído a sus sobrinas innumerables regalos. Jazmín hace berrinche al ver que los regalos más lindos han sido para Manuela, quien con tal de que su hermana no pase un mal rato decide intercambiarlos. Fina cree que Jazmín está demasiado consentida y en el fondo es de mala sangre. Virginia pide que calle y cree que su hermana exagera pero Fina está segura de lo que dice.

El padre Wenceslao habla con su fiel y devota amiga Estela, quien con golpes en la cara acepta tener pánico a su violento marido, Leoncio, un médico alcohólico y frustrado que siempre la ha menospreciado por considerarla débil, al igual que a sus hijos, Alirio y Gisela, quienes toda su vida han vivido bajo el yugo de su severo padre, quien es gran amigo de Wenceslao, quien habla con él y le suplica que cambie y se acerque a su familia en vez de sembrarles miedo hacia él. Leoncio cree que todos necesitan mano dura para que no se le salgan del camino que él ha elegido para cada uno.

Antolín tiene un encuentro con Jazmín, quien lo amenaza con decirle la verdad a Manuela, quien no sospecha que ellos tengan un romance. Antolín la alienta a que lo haga y le jura que si Manuela rompe con él, ni la misma Jazmín volverá a saber de él, a demás que quedará como una hipócrita envidiosa ante toda su familia y todo Campo Grande. Jazmín entonces le suplica que no se case con su hermana, si no con ella y, desesperado, Antolín decide poner fin a su relación. Ella le jura que se arrepentirá por rechazarla y se refugia en los brazos de Santino, el sensual capataz de los Albarrán, quien está enamorado de Jazmín desde que eran unos chiquillos.

Santiago descubre que Darina ha salido muy arreglada de casa por lo que decide seguirla en su auto. Se da cuenta que la mujer entra a un hotel. La sigue y aguarda para después sorprenderla haciendo el amor con Dionisio, su amante, al que él no ve pero aun así la maldice por lo que ha hecho y se marcha. En casa, los dos discuten y él la hecha con todo y sus cosas a la calle, causándole un gran dolor. Ella acude a Dionisio, quien la cita en un motel donde discuten y él le dice que no la puede ayudar. Darina entonces lo amenaza con decirle la verdad a su esposa, a su hijo, y tras discutir y perder él la paciencia, decide ahorcarla con sus propias manos para entonces huir. Santiago se lleva una gran sorpresa cuando le dicen que su esposa fue encontrada muerta en un motel. Lleno de dolor y de vergüenza decide que se irá de la ciudad durante un tiempo.

En la playa, Manuela y Antolín viven su romance y él intenta propasarse con ella, quien le pide que aguarden a que se casen. Él entonces muestra molestia y la asusta por su agresividad.

Dionisio llega a casa asustado y le asegura a Leonora que las cosas se le han salido de las manos por lo que quizás tengan que esperar para poseer la hacienda Monterde. Leonora, intrigada, pregunta a Dionisio qué fue lo que hizo y él asegura que nada, pero que deben olvidarse de esa hacienda por un tiempo.

Tras enterrar a su esposa, Santiago decide volver a Campo Grande, lugar en el que nació y en el que sus padres murieron hace muchos años en un incendio. Allí se encuentra con dos mujeres peleando: Silveria y Yolanda, quienes discuten por las obligaciones que a cada una le corresponde hacer. Son separadas por Viviano, el esposo de Silveria. Cuando Santiago se presenta, los tres empleados le dan la bienvenida con gusto, principalmente Yolanda, quien pone los ojos en él, causando la burla de Silveria.

Gisela, quien es amiga de Manuela, le cuenta a ésta sobre los sentimientos de su hermano hacia Jazmín, quien no tiene ojos para él. La muchacha insinúa que Jazmín en el fondo está enamorada de Marcelo y esto hace que Manuela se sienta incómoda.

Alirio pide a Jazmín que lo acepte pero ella se niega y le asegura que él es muy poca cosa y no le puede ofrecer lo mismo que otros. Él insinúa si se refiere a Marcelo y ella lo abofetea por lo que Alirio confiesa saber que ella está enamorada del prometido de su hermana.

Leoncio maltrata a Estela por haber salido de la casa sin su consentimiento para ir de chismosa con Wenceslao. La mujer le suplica que no la golpee pero él lo hace sin que nadie pueda defenderla.

Santiago se entrevista por teléfono con Milton, con quien decide verse para hacer negocios con sus tabacaleras. De ello se entera Bruno, administrador de la hacienda por muchos y por medio de quien Dionisio y Leonora se enteran de la llegada de Santiago a Campo Grande. El ambicioso matrimonio cree que ahora más que nunca se les dificultará apoderarse de ese lugar. Dionisio cree que la única solución es matar a Santiago Monterde como hace años mataron a sus padres. Bruno está de acuerdo con él.

Santiago se presenta a cenar en la hacienda Santibáñez, despertando la atención de Manuela, quien de inmediato se siente atraída a él por lo que lo atiende con demasiadas atenciones, despertando admiración en su familia y los celos de Antolín, a quien Jazmín mira con burla. Más tarde los hombres hablan de su producción de tabaco y de la competencia que hay en el mercado con el tabaco de otros países. Deciden unir sus fuerzas por el bien del tabaco de la región.

Antolín discute con Manuela, a quien exige que le diga si Santiago le gusta. Tras discutir los dos él termina por darle una bofetada y llamándola zorra, cosa que a Manuela le abre los ojos por lo que le devuelve su anillo de compromiso y rompe toda relación con él, quien a cambio se refugia en los brazos de Jazmín, a quien le hace el amor ardientemente.

Santiago habla con Viviano, su empleado de confianza, a quien pregunta por Manuela Santibáñez. El empleado le cuenta todo lo referente a ella y de paso da al hombre su pésame por la muerte de su esposa. Santiago, endurecido, asegura que Darina solo obtuvo lo que se merecía.

Manuela le cuenta a Fina lo ocurrido con Antolín y ésta la felicita por haber roto su compromiso con él, sin embargo Virginia considera que ha hecho mal pues solo Marcelo puede darle la vida que se merece. Manuela se revela y asegura que ella no se merece maltratos ni golpes como los de Imelda, quien vive infeliz atada a un hombre que la maltrata. Virginia insiste en que su hija exagera pero Fina defiende a su sobrina y la apoya a pesar de lo que su hermana opina. La más felíz por la noticia es Jazmín, quien al enterarse cree que ahora sí tiene el camino libre con Antolín, a quien se ha entregado y se entregará cuantas veces sea hasta poder casarse con él.

Bruno ha manejado bien las tabacaleras Monterde pero Santiago desea checar la administración. El administrador asegura que se pondrá al corriente y le entregará todos los documentos pero no es así y teme a que se descubran los desvíos que ha hecho y cómo ha cometido fraudes.

Antolín les dice a sus padres que ha roto su compromiso con Manuela. Leonora le exige que se arrodille si es preciso ante ella y consiga casarse pero él se niega por orgullo y cree que si tanto les importa emparentar con los Santibáñez entonces se casará con Jazmín. Dionisio y Leonora se niegan rotundamente.

Alirio y Gisela se asombran al ver a su madre golpeada. Él acude a Leoncio para exigirle que deje de maltratar a su madre y a cambio recibe también una golpiza.

Manuela recuerda la violencia de Antolín y cree que lo mejor que pudo hacer fue terminal con él. Jazmín la felicita por haberlo hecho y se asombra cuando su hermana le dice que Gisela le dijo que ella está enamorada de Antolín. Jazmín asegura que Gisela miente. Al marcharse su hermana, Manuela piensa en Santiago y cree que ese hombre solitario le gusta.

TRES MESES DESPUES: Manuela ayuda a su padre y empleados con la cosecha de tabaco, a pesar que Virginia cree que esa es labor de hombres, sin embargo tanto la muchacha como su padre tienen buenos resultados y se sienten felices porque la cosecha ha sido buena. En la hacienda se hace una gran fiesta para celebrarlo y a ella acuden todos los conocidos. Acude Santiago, quien es atendido por Manuela. Milton asegura al hombre que ahora que su hija está soltera él podría ser un buen partido para ella, quien está en edad casadera. Virginia se opone puesto que ella está esperanzada a que su hija reanude su romance con Antolín, a quien da la bienvenida junto con su familia, a la cuál presenta ante Santiago, con quien se portan indiferentes, intrigándolo.

Jazmín descubre que está embarazada y habla de ello con Antolín, quien es el padre. Él le dice que nadie debe enterarse de eso ni tampoco deben saber que ellos han mantenido relaciones. Jazmín cree que deben casarse pero él se niega rotundamente por lo que le dice que debe practicarse un aborto lo más pronto posible o de lo contrario él negará que haya tenido que ver con ella y la avergonzará ante la sociedad. Jazmín sufre pues cree que si un hijo no es suficiente para que Antolín se case con ella entonces nada lo será.

Estela desea ir a la fiesta pero Leoncio se lo prohíbe, aunque él va en representación de su familia. Parece sociable ante todos pero se incomoda cuando las mujeres le preguntan por su esposa, mientras que Alirio y Gisela aconsejan a su madre para que deje a Leoncio pero ella cree que antes de que pueda dejarlo él la mataría.

Jazmín les dice a su madre y hermana que hará unas compras en la ciudad por lo que acude a Veracrúz, donde se practica ese aborto usando el nombre de su hermana.

Manuela ha hecho amistad con Santiago, quien la invita a su hacienda y le muestra toda su producción de tabaco. Acuden a la playa de esa misma hacienda, donde él le asegura estar interesado en ella y le cuenta que una vez estuvo casado y que su esposa murió. Son vistos por Antolín, quien insulta a Manuela ocasionando un enfrentamiento con Santiago, quien lo pone en su lugar y le exige que no vuelva a insultar ni a Manuela ni a otra mujer en su presencia. Santiago abraza a la muchacha, quien despierta los celos de Yolanda, la cuál la trata con desdén.

Leonora habla con Virginia y Fina, a quienes dice que Manuela y Antolín se tienen que casar pues su hijo es el único buen partido de todo Campo Grande. Virginia está totalmente de acuerdo pero no Fina, quien dice a la mujer que Antolín es violento, arrogante y, por si fuera poco, irresponsable, y eso, aunque pertenezca a una de las mejores familias de la región no lo hace un buen partido. Asombra a la mujer cuando le dice que un bien partido, realmente bueno, es Santiago Monterde.

Yolanda tiene un comportamiento sensual hacia Santiago, a quien atiende como si fuera un rey. Jura que un día ella será la patrona de la hacienda y Silveria se burla de ella. Las dos mujeres están a punto de golpearse pero Viviano las controla.

Leoncio recibe una llamada del doctor Ruffo, de Veracrúz, quien le dice que una muchacha de Campo Grande se encuentra muy mal. Le cuenta lo que sucede y entonces sale de inmediato al lugar sin decirle nada a nadie. Se sorpende al saber que la muchacha es Manuela Santibáñez, quien no desea que se le avise a su familia.

Antolín trata de convencer a Manuela para que regrese con él pero ella lo sigue rechazando. Con el orgullo herido, él jura que la muchacha será suya tarde o temprano aunque tenga que ser por la fuerza.

Santiago recibe una llamada de Veracrúz, en la que le informan que no ha sido reconocido el hombre que asesinó a su esposa. Se enfurece al saber que su esposa mantenía relaciones con distintos hombres por lo que será difícil deducir cual de todos fue el que le quitó la vida. Santiago no sospecha que entre las imágenes que el comandante tiene está la de Dionisio Albarrán.

Dionisio recuerda el incendio en el que murieron los Monterde y también como mató a Darina en el motel de Veracrúz. Habla con su fiel empleado, Santino, al que le dice que nuevamente, después de muchos años, un Monterde se ha cruzado en su camino y tendrán que eliminarlo.

Milton y Virginia se encuentran preocupados por Jazmín, quien no regresa de Veracruz y no ha llamado por teléfono. Fina asegura que la muchacha seguro está bien y se ha quedado con algunas amigas a divertirse, como siempre hace, sin sospechar que la muchacha está entre la vida y la muerte.

Alirio habla con Antolín, a quien le dice estar al tanto de su relación con Jazmín. Antolín se burla del muchacho pues sabe que ama a su amante. Le asegura que él solo se divierte con Jazmín y jamás la tomará en serio. Es entonces que Alirio le hace saber que sabe que ella está embarazada de él por lo que lo amenaza con decir todo a los Santibáñez si él no le corresponde como hombre.

Jazmín regresa a Campo Grande acompañada de Leoncio, a quien le hace prometer que no dirá nada de lo que sabe. Entra a casa y escucha hablar a Virginia, quien asegura a Fina que Jazmín jamás sabrá que no es hija legítima, si no adoptada. Esto causa nuevos conflictos a la muchacha, quien llora amargamente y maldice a todos al comprender porqué han tenido siempre preferencia por Manuela, a la que se jura destruir.

Antolín se droga con Santino. Los dos sienten la adrenalina que el polvo les causa y acuden juntos a poblaciones cercanas donde deshonran jovencitas por la fuerza.

Manuela y Santiago accidentalmente se besan. Ella se siente avergonzada pero entonces él la toma en sus brazos y la besa fuertemente. Al hacerlo ve en ella la imagen de Darina por lo que la empuja y le pide que se marche de su hacienda.

Estela escucha atenta a Leoncio, quien asegura que aunque los Santibáñez se las den de decentes y finos, esconden secretos que solo las personas más sucias pueden esconder. Ella pregunta hasta enterarse que Manuela Santibáñez se practicó un aborto en Veracruz.

Milton y Fina hablan de la buena relación que Manuela y Santiago tienen y eso hace que Jazmín se proponga separarlos por lo que acude al hombre llena de sensualidad para provocarlo. Están a punto de besarse y son descubiertos por Manuela, quien decepcionada se marcha a casa, donde se desahoga con fina, la cuál recuerda lo hablado delante de Jazmín, a la que exige que se aleje de Santiago. La muchacha asegura que el hombre le interesa y entonces la tía no se explica porqué curiosamente a Jazmín siempre le interesa todo lo que le interesa a Manuela. Le recuerda que es mala y que en sus venas corre mala sangre.

MAYO 2012. Milton tiene una reunión con Santiago y Dionisio, quien desea hacer negocios con ellos pero a Santiago no le convencen los argumentos del hombre y le pide documentos, evidencias que demuestren que los negocios son limpios. Ninguno sospecha que Dionisio trafica con drogas.

Leonora acorrala a Antolín para que se case con Manuela y él asegura que ella no quiere saber más de él por lo que tiene que ser paciente. La mujer le asegura que solo de él depende que puedan apoderarse de la mayoría de las tierras para sus propósitos.

Santiago camina por la playa y recuerda el asesinato de Darina. Promete que un día la traición de su esposa será vengada y se lo cobrará enamorando a otra mujer.
Antolín ruega a Manuela que vuelva con él y ante su negativa, la besa por la fuerza e intenta propasarse con ella llamándola Jazmín, recibiendo a cambio golpes. Ella lo amenaza con una pistola y le asegura que si se le vuelve a acercar lo lamentará.

Sergio Zamudio es un periodista que se ha interesado por llegar al fondo de la vida amorosa de Darina Del Valle por lo que desea investigar quienes fueron sus hombres y quién fue el causante de su muerte, para así ayudar a la policía. En sus manos llega una foto del importante empresario Dionisio Albarrán. Una de sus colegas, Nubia, se lo hace saber a un misterioso hombre.

Jazmín se encuentra secretamente con Santino, con el que se besa y hace el amor. Le asegura al hombre que quiere que la ayude a realizar un trabajo en el que hay mucho dinero de por medio. Él está dispuesto a complacerla en lo que sea pues está enamorado de ella, la cuál desea perjudicar a Manuela.

Leoncio cree que la idea de Santiago de enamorar a una de las hermanas Santibáñez para hacerla sufrir por lo que Darina le hizo es inaudito por lo que le aconseja que olvide lo que sucedió y trate de rehacer su vida.

Estela cuenta a Gisela que Manuela se practicó un aborto. La muchacha no lo cree y habla con Virginia, a quien pide que guarde discreción para no manchar la reputación de su padre. Virginia se molesta demasiado y cree que su hija ha cometido el peor de los pecados. Lo discute con Fina, quien no cree que Manuela haya sido capaz. Aun así Virginia se muestra distante con su hija.

Confundida, Manuela cuenta a Fina lo sucedido con Antolín, quien la llamó Jazmín. Fina confiesa creer que entre Antolín y Jazmín hay algo pues ella siempre ha estado enamorada de él. Manuela desespera pues no comprende porqué su hermana pueda ser tan diferente a ella. Fina comete la indiscreción de contarle que Jazmín no es su hermana natural, ya que fue adoptada cuando Virginia y Milton creyeron que no podían tener familia. Confiesa también que la madre de Jazmín fue una mujer muy pobre dedicada a la prostitución.

Santiago no deja de pensar en Manuela y tampoco en Jazmín, las cuales le parecen demasiado atractivas. Recuerda todo lo que Jazmín le contó acerca de manuela, de cómo usa a los hombres para después desecharlos. Cree que Manuela es igual a Darina por lo que se propone enamorarla para que ella pague por lo que su esposa le hizo. Más aun cuando se entera en el pueblo que Manuela se ha practicado un aborto.

La noticia del aborto de Manuela llega al padre Wenceslao, quien pide a Leoncio que le diga si eso es verdad. Leoncio le asegura que lo es y más tarde abofetea a Estela, a la que acusa de ser la causante de que el chisme se haya esparcido por el pueblo.

Virginia y sus hijas se van de compras a Veracruz junto con Fina. En un restaurant Jazmín se topa con el doctor Ruffo. El hombre se sorprende cuando aparece Manuela y se presenta ante él y llama a Jazmín por su nombre original. Después descubre que ha sido engañado y Jazmín le ofrece mucho dinero a cambio de que no la desenmascare. Desde lo lejos, Fina se da cuenta de la discusión y cree que Jazmín está detrás del chisme acerca de Manuela, quien al regresar a Campo Grande es repudiada por la gente. Al saber la razón, sufre y jura a sus padres que ella es inocente de lo que se le acusa.

Nubia aconseja a Sergio que no investigue a fondo sobre lo ocurrido a Darina pues podría meterse en serios problemas pero el periodista cree que por callar y tener miedo el país está cada día peor. Al irse él, ella registra en su escritorio buscando las fotografías que comprometen a Dionisio. Las encuentra y las toma, llevándoselas consigo.

Dionisio y Leonora se enteran del aborto y se desquitan con Antolín, pues creen que es demasiado estúpido y que debió aprovecharse del embarazo de Manuela para presionarla y casarse con ella. Antolín sabe la verdad y acude a Jazmín, a la que insiste para que convenza a Manuela de casarse con él a cambio de que en el pueblo no se sepa que la que realmente abortó fue ella.

Leonora aparece en la hacienda Santibáñez para abofetear a Manuela y asegura que si ésta no se casó con Antolín fue porque seguramente estaba esperando un hijo de otro hombre. Toda esa situación la presencia Santiago, quien cada vez más se convence de que Manuela es mala, aunque esta se defiende y asegura que si no se casó con Antolín fue porque éste es violento y aún come de la mano de su madre.

Ruffo llega a Campo Grande y es visto por Jazmín, quien asustada contacta a Santino, a quien dice estar en aprietos ya que Ruffo desea perjudicarla y tiene que desaparecer por lo que debe matarlo. Es entonces que Santino se dedica a espiar y seguir al Médico, quien contacta a Manuela y le asegura que su vida está en grave peligro por lo que la cita en un lugar apartado de Campo Grande. Al dirigirse a ese lugar, Ruffo es asesinado por Santino, quien más tarde festeja con Jazmín por la fechoría cometida. Ella se entrega a él y le pregunta si en un momento dado estaría dispuesto a deshacerse de Antolín, el hijo de sus patrones. Santino duda.

Manuela acude a la cita y se aterra al encontrar el cuerpo de Ruffo quemándose dentro de su propio auto por lo que llama a las autoridades. Es consolada por su familia, quienes no se explican qué pudo haber sucedido. Santiago acude a los Santibáñez para brindarles su apoyo. Cuando Jazmín llega, Fina le exige que diga qué es lo que tenía que ver con el doctor Ruffo. Ofendida, se encierra en su habitación y teme a que su tía sospeche algo. Se siente acorralada y cree que para no ir a la cárcel tendrá que eliminar uno a uno a sus enemigos.

Por medio de Alirio, Leoncio se entera de lo sucedido a Ruffo. El hombre cree que quizás fue asesinado y no fue un accidente lo que le ocurrió. Teme por su vida y cree que debe delatar a Jazmín antes que ella haga algo contra él. Sale de casa y se topa con Santino, quien le advierte que no denuncia a la muchacha o de lo contrario correrá con la misma suerte que el otro doctor.

Dionisio recibe la visita de Ciro Ordóñez, su hombre de absoluta confianza, quien le informa que en Veracruz hay imágenes suyas que lo involucran con la activa vida sexual de Darina Del Valle. Dionisio ordena a su hombre que recupere esas fotos y mate a quienes desean involucrarlo. No sospecha que el hombre a escondidas tiene un encuentro con Leonora, quien se entrega a él asegurándole que lo ha extrañado durante el tiempo que ha estado ausente.

Antolín sospecha que Jazmín está detrás de lo ocurrido a Ruffo y cree que tiene aún más armas para presionarla. Escucha a sus padres hablar de cómo hace años mandaron a incendiar la hacienda Monterde en la que perdieron la vida los padres de Santiago y no lo puede creer. Acude a Manuela para brindarle su apoyo y allí tiene un altercado nuevamente con Santiago, quien asegura estar interesado en la muchacha. Cuando escucha eso, en el corazón de Manuela nace una nueva ilusión.

Fina acude a Leonora, a quien pregunta porqué es tanto su interés en que su hijo se case con Manuela y no con Jazmín. Leonora se sincera y confiesa saber que Jazmín no es hija legítima de Virginia y Milton, si no de una vulgar prostituta. Fina entonces descubre que en el fondo Leonora y Dionisio desean algo más que emparentar con los Santibáñez.

Santiago se atormenta por la fuerte atracción que siente hacia Manuela pero también por las caricias y sensualidad de Jazmín, quien no deja de ofrecérsele. Habla con la primera, quien le dice que ha escuchado lo que le dijo a Antolín y ella también siente algo hacia él. El hombre, duro y decidido, le asegura que escuchó mal ya que él se refería a Jazmín. Manuela se siente mal pues cree que ha hecho el ridículo, pero reacciona y entonces reclama a Jazmín el que Antolín peleara por ella con Santiago. Harta de la situación, Jazmín confiesa que siempre ha tenido amoríos con el muchacho y cuánto desprecia a su hermana por haberle arrebatado todo en la vida. Manuela no puede creer lo que escucha. Fina entra en su defensa y como Jazmín se priva del coraje y no deja de despotricar maldiciones, Virginia no tiene más remedio que abofetearla.

Leoncio trata de propasarse con Alirio y Estela lo defiende por lo que el hombre nuevamente la golpea. Ella le advierte que un día se cansará y le perderá el miedo, por lo que llena de valor lo abandonará. Él se burla de ella y le pregunta si quiere terminar como hace muchos años terminó Raquel Espinoza.

En un cabaret de Alvarado, Raquel juguetea con uno de sus clientes, al que muerde, recibiendo a cambio una fuerte golpiza. Ensangrentada, solo cuenta el dinero que el hombre le ha arrojado. Ante ella aparece Ciro Ordoñez, quien lamenta que a pesar de que el tiempo haya pasado ella no haya cambiado en nada. Le entrega droga para que la mujer siga perdida. Ella inhala cocaína como desesperada y él se va, lleno de asco al admirar la monserga en la que vive.

Jazmín se presenta en la hacienda Monterde y allí tiene un enfrentamiento con Yolanda, a la que trata con la punta del pie sin esperar a que esta reaccionara y la pusiera en su lugar. Jazmín se marcha y le jura a la sirvienta que se vengará. Silveria aconseja a la mujer que no se busque problemas o de lo contrario Santiago la pondrá de patitas en la calle.

En su soledad, Dionisio piensa en Raquel y asegura que jamás olvidará lo que la mujer le hizo ni lo que le ocultó.

Manuela y Santiago se encuentran en la playa y allí discuten, pelean, ella lo abofetea y a cambio él la besa. Los dos se empapan recostados sobre la arena cuando ella le corresponde. Él se confunde y cree que se ha enamorado de ella.

A orillas de una laguna, Antolín, drogado y borracho por la mercancía que Santino le dio, forcejea con Jazmín, a quien presiona y amenaza con decir todo lo que sabe de ella. La muchacha lo insulta y entonces él la golpea por lo que Jazmín reacciona y con una piedra lo golpea fuertemente. Él cae al agua y allí se hunde. Santino llega a socorrer a la muchacha y se asombra por lo que ha sucedido. Huyen sin dejar rastro alguno sin darse cuenta de que Alirio lo ha presenciado todo y se ha quedado lleno de horror.

Sergio ha llegado a Campo Grande y conoce a Alirio, quien lo lleva a una posada en la que se aloja. Los dos muchachos entablan amistad y cuando Sergio y Gisela se conocen quedan flechados. Cuando ella cuenta emocionada a su madre que ha conocido al muchacho, Leoncio aparece y se opone rotundamente a que su hija se enrede con cualquier fuereño.

Bruno prepara unos documentos que hará que Santiago firme para así cederle gran parte de sus tierras a Dionisio, con quien habla por teléfono. Yolanda los escucha y cuando el administrador se marcha, entra al despacho del hombre y busca esos documentos. Es sorprendida por éste, quien desea reprenderla pero en ese momento llega Santiago y Yolanda se marcha. Bruno le pide a Santiago que firme los documentos, con engañifas. Este está a punto de hacerlo pero Yolanda interrumpe con café que derrama sobre esos papeles haciendo que los dos hombres enfurezcan. Santiago la corre, molesto y pude a Bruno que se ocupe de volver a hacer los documentos para que los firme después. Yolanda jura que no dejará que Bruno se salga con la suya.

Leonora y Dionisio desesperan pues Antolín no aparece por ningún lado y temen a que algo malo le haya sucedido. Ella culpa a Dionisio, quien siempre ha sido débil con su hijo y lo ha dejado cometer barbaridades sin reprenderlo.

Manuela y Santiago no dejan de pensar uno en el otro. Ella le cuenta a Jazmín que se ha enamorado del hombre y que al parecer él le corresponde. Entonces Jazmín decide separarlos pues no piensa permitir que su hermana sea feliz. Comienza por contarle a Virginia que Manuela se ha entregado a ese hombre, causando un fuerte disgusto para todos. Manuela siente que su madre jamás la comprenderá y habla con Fina, quien le aconseja que se cuide de Jazmín, la cual es mala como su verdadera madre. Jazmín escucha esas palabras por lo que llora llena de amargura y jura que el día que conozca a su verdadera madre le gritará todo cuanto la odia por haberla abandonado.

Junio 2012. Raquel observa una fotografía del pasado y asegura que Dionisio debe ayudarla si no quiere que la verdad se sepa. Decide que es tiempo de regresar a Campo Grande a recuperar lo que le pertenece. Lo hace y el primero en verla es el padre Wenceslao, quien habla con ella y le pide que no pierda los estribos ni remueva el pasado que puede desatar un infierno en las tierras tabacaleras pero ella cree que debe recuperar lo que le pertenece y él tiene que ayudarla. Se instala en la posada y allí conoce a Sergio, quien al escuchar el nombre de Dionisio de labios de la mujer, se intriga y decide pasear con ella, quien le cuenta que Dionisio y su esposa, Leonora, se han hecho de fortuna arrebatándoles todo a los demás para engrandecer su emporio de corrupción.

Virginia habla con Milton y Fina, a quienes asegura que jamás perdonará que manuela se haya practicado un aborto. Fina defiende a su sobrina y asegura a su hermana y cuñado que algún día la verdad saldrá a la luz y el nombre de Manuela se limpiará.

Santiago habla con Bruno, quien le asegura que Manuela solo desea jugar con él así como alguna vez jugó con Antolín. Yolanda apoya las palabras del hombre por lo que entre los dos le hacen creer a Santiago que Manuela es mala. Le cuentan lo del aborto que se practicó en Veracruz y Santiago entonces se jura así mismo que él jugará con Manuela y que será ella la que pague la traición de Darina.

Manuela recibe por escrito una invitación de Santiago a su hacienda donde él le asegura que le tiene una sorpresa. No sospecha que todo es un plan de Jazmín, quien visita al hombre y se le desnuda dispuesta a entregarse a él, quien el corresponde. Los dos son vistos por Manuela, quien se desilusiona.

Milton se siente mal y sufre un ligero infarto. El hombre teme a que su vida esté en peligro y asegura a Virginia y Fina sentir temor porque Jazmín sepa la verdad que han ocultado durante tantos años. Las mujeres aseguran que la muchacha nunca se enterará de la verdad de su origen.

Jazmín regresa a casa contenta y retando a Manuela con la mirada. Delante de todos Manuela le suelta una fuerte cachetada, despertando el enojo de Milton y Virginia, quienes defienden a Jazmín, la cuál cree que con lo que Manuela ha causado hará que hasta sus padres la aborrezcan. Manuela por su parte cuenta a Fina lo que vio en la hacienda Monterde y Fina acude a Jazmín, también para cachetearla y jurarle que si insiste en hacer pedazos la vida de su hermana, lo lamentará. Jazmín no se da cuenta de sus palabras y grita que Manuela no es su hermana afortunadamente, dejando en claro a la mujer que ya está enterada de la verdad.

Antolín es descubierto muerto en la laguna, llenando así de horror a Leonora y Dionisio, quienes sufren por la pérdida. Santino, hipócrita, les da el pésame . Al velorio acuden los Santibáñez y allí Leonora cachetea a Manuela, a la que culpa de la desgracia de su hijo. Jazmín goza con la situación y más tarde Manuela se encuentra con Santiago, quien le dice que cree haberse enamorado de ella. Manuela lo abofetea y le dice que por ella puede casarse con Jazmín, a la que ha hecho también su mujer.

Jazmín y Raquel tienen un encuentro frente a frente en el que la muchacha trata con racismo a la mujer, la cuál sorprende a los Albarrán en el funeral de Antolín. Horrorizado, Dionisio trata de hacer que la mujer se vaya pero ella se niega y le jura que todos sabrán la verdad. Sergio los vigila secretamente, a lo lejos, tomando fotografías.

Nubia cuenta a Ciro que Sergio se encuentra en Campo Grande y que está dispuesto a descubrir a Dionisio. Ciro lamenta que el muchacho tenga que morir, como todos aquellos quienes han querido descubrir la verdad sobre el traficante.

JUNIO 2012. Santiago escucha a Jazmín hablando con Santino sobre sus planes para fastidiar a Manuela. Le cuenta lo del aborto por lo que Santiago decide que por el amor que siente hacia Manuela limpiará su nombre y es por eso que decide enamorar a Jazmín, a la que pide que se case con él. Con tal de fastidiar a su hermana, ella acepta y se lo anuncia a su familia, la cuál la felicita.

Manuela busca a Santiago para reclamarle el jugar con ella y su hermana. Él la trata con la punta del pie y entonces ella lo abofetea. Él la besa por la fuerza y entonces la hecha de su hacienda. Ella le pide que no se case con Jazmín pero él está decidido.

Alirio entra a trabajar en la hacienda Santibáñez, ayudando a Milton con la administración. Descubre cuando Jazmín celebra en la cama con Santino por su próxima boda y después comete una indiscreción al decirle a Fina que Antolín no murió ahogado. Ella trata de saber la verdad pero el muchacho se va sin decirle lo que vio en la laguna.

Atormentado por la muerte de su hijo, Dionisio se recupera y habla con Bruno y Ciro, quienes le avisan que un nuevo cargamento está a punto de llegar y que no pueden permitir que Santiago sepa que será descargado en sus tierras. Furioso, Dionisio le dice a Bruno que tiene que eliminar a Santiago a como de lugar y lograr que éste les ceda la hacienda y las hectáreas que posee. Ciro habla a solas con Bruno, al que le dice que si no tiene las agallas para matar a alguien se lo pida a él y con gusto lo hará.

Raquel tiene un altercado con Milton, quien le prohíbe que se acerque a su hacienda. Ella solo desea recuperar a su hija pero el hombre le exige que no insista pues le causaría a la muchacha un gran dolor.

Alirio habla con Sergio sobre Jazmín, a la que ama aunque no lo merezca y la cuál ha causado demasiado daño. Sergio, al saber que la muchacha fue la causante de la muerte de Antolín, aconseja a su amigo que la denuncie antes de que él se vea inmiscuido en ese asesinato.

Leoncio y Estela creen que Santiago hará mal al casarse con Jazmín, principalmente porque la muchacha no lo hará feliz. Leoncio le asegura al hombre que la muchacha es mala y capaz de todo por hacerle daño a su propia hermana.

Jazmín visita a Bruno, con el que se porta cariñosa. Él le confiesa sospechar que Manuela no se practicó ningún aborto, si no que fue la misma Jazmín, quien descaradamente confiesa que es verdad y lo besa. Los dos son vistos por Yolanda, quien de inmediato acude a Silveria y Viviano, a quienes les cuenta lo que sabe. Y que está dispuesta a decir a su patrón. El matrimonio le prohíbe que lo haga pues creen que a ellos no les corresponde meterse en los asuntos de Santiago.

Leonora tiene un enfrentamiento con Raquel, quien le dice que Dionisio mató a una mujer en Veracruz, una mujer que estaba comprometida con Santiago Monterde. Leonora no lo puede creer y se lo reclama a su marido, quien lo acepta abiertamente.

Yolanda le exige a Jazmín que no se case con Santiago y la malvada muchacha solo se burla de la sirvienta, quien en venganza acude a Manuela y le dice que ella sabe que la han inculpado injustamente y que la que realmente se practicó el aborto fue Jazmín, quien solo se casa con Santiago para fastidiarla. No sospechan que Jazmín se ha puesto de acuerdo con Bruno para eliminar a la sirvienta.

Leonora se consuela en los brazos de Ciro, al que asegura estar harta de Dionisio, quien se ha vuelto viejo y no actúa como antes. Ciro le aconseja a la mujer que maten a su marido y se quede ella con absolutamente toda su fortuna y negocios. Dionisio los descubre secretamente y entonces decide que es él el que actuará por lo que más tarde exige a su empleado que se encargue de eliminar al periodista que está merodeando por sus tierras. Le ponen una trampa a Sergio, el cuál acude a una cita en la que intentan matarlo pero la policía llega y detiene a Ciro, el cuál es encarcelado acusado de intento de asesinato. Dentro de la cárcel es asesinado por un hombre bajo las ordenes de Dionisio Albarrán, quien da la noticia a Leonora, la cuál se pone muy nerviosa. Él le asegura que lo que le ha sucedido a Ciro les sucede a todos los que intentan traicionarlo.

Sergio se encuentra cara a cara con Jazmín, a la que dice que él sabe que ella tiene que ver con la muerte de Antolín. La muchacha se horroriza al saberse descubierta. Pide a Santino que la ayude pero él asegura no poder matar a todos los que a ella le estorben.

Manuela desenmascara a Jazmín delante de sus padres y ésta, llorando, jura que su hermana miente. Tanto Milton como Virginia defienden a Jazmín y piden a Manuela que se vaya de casa. Fina intercede por su sobrina y asegura que si Manuela se va ella también lo hará. Virginia entonces decide que se queden y hace ver a Milton que no pueden estar en la boca de la gente pero el hombre cree que Manuela ha ido demasiado lejos y ya por su culpa se ha manchado el honor de su familia.

Santiago trata de ser advertido por Yolanda de la fechoría de Jazmín. Este le dice estar enterado y casarse con Jazmín solo para fastidiarla. La muchacha está a punto de contarle de las relaciones entre su prometida y Bruno pero éste los interrumpe y le pide a Santiago que firme con urgencia los documentos en los que él le cede las tierras a Dionisio. Santiago lo hace sin leer nada y entonces Bruno llama a su cómplice para decirle que ya todo está arreglado.

Manuela sufre por la próxima boda de Santiago y Jazmín, por el rechazo de sus padres, por la muerte de Antolín. Es Alirio quien la consuela y le pide que sea fuerte y luche por lo que quiere. También le asegura que Jazmín es mala y solo ha deseado perjudicarla durante toda su vida.

Leoncio descubre a Gisela besándose con Sergio, quien le dice que su vida está en peligro debido a Dionisio. Leoncio cachetea a su hija y golpea al muchacho, al que le exige que se aparte de la muchacha. Al ver a su hija golpeada Estela reacciona y decide enfrentarse a su marido, quien la cachetea y ofende. Ella llora pero le regresa el golpe y se defiende con unas tijeras. Le exige al hombre que se largue de su casa y éste le recuerda que todo cuanto poseen es de él. Entonces Estela hace sus maletas y decide dejarlo. Él le arrebata todo y la echa de su casa sin nada. A Ella se unen Alirio y Gisela, por lo que Leoncio se queda solo y se desahoga bebiendo hasta perderse. Wenceslao le exige que reaccione y luche por su familia pero el hombre se niega y se victimiza.

Yolanda se roba los documentos que Santiago ha firmado y los esconde. Bruno casi la descubre y le exige que le diga qué era lo que iba a decirle a Santiago. La muchacha se revela y le dice lo que sabe por lo que Bruno la seda poniéndole un trapo con alcohol en la cara y se la lleva lejos. La viola y después la libera. Cuando ella se echa a correr él le dispara, arrancándole la vida.

Raquel habla con Santiago y le cuenta la historia de su vida y como el amor que una vez sintió por Dionisio la destruyó. Asegura que él es un narcotraficante. A ella se suma Sergio, quien le dice que Dionisio mató a una mujer en Veracruz. Le muestra la foto y Santiago se estremece al saber que esa mujer fue Darina. De inmediato acude a golpear a Dionisio, quien se defiende con una pistola y le asegura al hombre que si no se marcha de Campo Grande un día amanecerá muerto. Entonces Santiago le dice lo que sabe y lo denuncia. Leonora, quien lo ha presenciado todo, no quiere estar involucrada por lo que está dispuesta a abandonar a su marido pero éste la descubre y tras discutir la golpea y la encierra bajo llave, sin embargo ella se promete que no será cómplice de las muertes y mucho menos se resignará a ir a la cárcel.

Silveria y Viviano se preocupan por la desaparición de Yolanda por lo que Santiago manda a buscarla enseguida. Se llevan una terrible sorpresa al encontrarla moribunda a orillas de la carretera. Allí, la muchacha le dice a Viviano que cuide a Santiago. Intenta decirle algo sobre Bruno pero no lo consigue.

Fina habla con Alirio y le pide que deje de temer y diga lo que sabe. Cuando Alirio confiesa que él vio a Jazmín golpeando en la cabeza a Antolín y el porqué, Fina decide desenmascarar a su sobrina delante de toda su familia. Al saberse acorralada, la muchacha se quita la máscara y deja al descubierto cuanto los aborrece a todos y principalmente a Manuela. Fina hace presente a Raquel, a la que presenta ante Jazmín como su verdadera madre. Jazmín desprecia a la mujer y le asegura que nunca la aceptará.

Bruno no encuentra los documentos que Santiago le firmó por lo que teme a que alguien lo haya descubierto. Acude a Dionisio, quien no hace mas que insultarlo y asegura que si la hacienda Monterde no será para él entonces no será par anadie por lo que le ordena que la incendien.

Jazmín comienza a ver sombras y entre ellas al doctor Ruffo y Antolín, quienes la acorralan culpándola de haber causado sus muertes. Le aseguran que jamás la dejarán en paz. Deja la hacienda Monterde y pude a Santiago que la ayude. Él la acepta en su casa y allí los dos se enteran de la muerte de Yolanda. Denuncia el crimen junto con la muerte de su esposa y responsabiliza a Dionisio Albarrán.

Haciendo la limpieza, Silveria encuentra los documentos que Yolanda ocultó sobre la Tabacalera. Se los da a Viviano, quien al leerlos descubre las tranzas de Bruno, al que reclama el haber traicionado la confianza de sus patrones. Bruno forcejea con Viviano y sufre un accidente del que sale ileso pero huye no sin antes advertirle a Dionisio que los han descubierto. Dionisio le exige que se esconda y entre los dos destruyan lahacienda Monterde.

Jazmín intenta atropellar a Manuela con su auto  y al no lograrlo jura que la matará así sea lo último que haga. Manuela la enfrenta y le pregunta porqué la odia tanto si siempre la consideró una amiga. Jazmín deja notar con llanto toda la envidia que siempre ha sentido hacia la que siempre creyó su hermana.

Fina y Virginia  hablan con Santiago, al que le dicen la clase de mujer que es Jazmín y el verdadero amor que Manuela siente hacia él, el cuál, tras hablar con Silveria descubre que en verdad ama a Manuela pero se ha negado a creer en el amor debido al trauma que le ocasionó la traición de Darina.

Sergio contribuye para culpar a Dionisio de todos sus crímenes y también comprueba que es un narcotraficante por lo que la policía va en busca del hombre, quien decide huír y abandona a Leonora en su hacienda, encerrada en un sotano en el que nadie puede encontrarla.

Manuela cree que el amor que siente hacia Santiago no vale la pena y que éste de todas formas se casará con Jazmín por lo que decide hacer un viaje largo en el que pueda olvidarlo. 

Milton discute con Jazmín, a la que reclama por sus actos y a la que no desea denunciar pues a pesar de todo la quiere. Ella intenta sembrarle veneno en contra de Manuela pero no lo logra. Son interrumpidos por Raquel, quien desea hablar con su hija la cuál exige saber quien fue su padre. Se horroriza al saber que es Dionisio Albarrán por lo que atormentada se llena de dolor al saber que fue amante y e quitó la vida a su propio hermano: Antolín, quien de nueva cuenta se le aparece para burlarse de ella.

Tanto Santiago como Sergio, ayudados por Alirio, buscan a Dionisio y Bruno sin poder encontrarlos en ningún lugar. Alirio aprovecha para decirle a Santiago lo que sabe de Jazmín por lo que éste no pude creer que la muchacha sea capaz de cometer tanta maldad.

Jazmín ayuda a Santino, quien le dice que Dionisio fue el culpable de la muerte de los padres de Santiago. Al escuchar eso, Viviano cree que debe dar parte a las autoridades pero hace ruido y los dos criminales lo escuchan por lo que lo detienen y Santino lo apuñala. En ese momento Dionisio y Bruno incendian la hacienda por lo que creen que es su oportunidad para deshacerse del cuerpo del hombre. Lo abandonan a merced del fuego por lo que Viviano muere calcinado. Los dos han sido vistos a lo lejos por Raquel, quien le dice a Santiago que quizás quien incendió la hacienda fue Santino, por ordenes de Dionisio Albarrán. Mas tarde Raquel acude en busca de su hija, quien desea deshacerse de ella y exige a Santino que la atropelle. Lo hacen pero la mujer sale librada del accidente y sufre por el odio que su hija siente hacia ella. Le cuenta lo sucedido a Sergio, quien alienta a Alirio para que denuncie a Jazmín. Es entonces que el muchacho habla sobre lo que vio y la policía comienza también a buscar a Jazmí, culpándola del asesinato de Antolín. Cuando Dionisio se entera jura que matará a la muchacha para vengar la muerte de su hijo.

Silveria sufre por la muerte de Viviano en el incendio y recibe todo el apoyo de Santiago y Manuela, quien se pone a disposición del hombre en lo que se ofrezca.

Jazmín y Santino se encuentran en Veracruz y rentan un cuarto a pesar que ella se queja de lo poco glamoroso que resulta el lugar. Son reconocidos por una mujer que de inmediato da parte a las autoridades. Santino toma una ducha y cuando Jazmín se percata de que la policía se encuentra en el lugar, huye por la azotea sin avisarle a él, al cuál la policía detiene. Santino niega lo del crimen de Antolín y deja recaer toda la culpa en Jazmín, así como la del doctor Ruffo.

Santiago husmea en la hacienda Albarrán y descubre la bodega en que Dionisio encerró a Leonora, a la que socorre y ayuda. Ella en agradecimiento le pide perdón y le dice que fue Dionisio el que asesinó a sus padres para arrebatarle su hacienda, pues siempre las ha usado para sus sucios negocios.

Wenceslao se entera por Raquel de las fechorías de Jazmín y acude a Milton, a quien exige que haga algo por encontrar a la muchacha y hacerla pagar. Raquel se opone pues ella no quiere perjudicar a su hija. Milton cree que Jazmín puede ocultarse en una lejana cabaña que él tiene cerca de la playa por lo que deciden ir a buscarla. Y es a ese lugar al que Jazmín llega y allí se encuentra cara a cara con Dionisio, quien le reclama lo que le hizo a su hijo. Ordena a bruno que la mate pero ante la negativa de éste Dionisio toma el arma y apunta a la muchacha. Le dispara y en ese mmento se interpone Raquel, quien recibe los impactos de bala para salvar a su hija, gritando que es también hija de Dionisio. El hombre suelta el arma y huye, dejando a los demás presentes horrorizados. La policía llega y detiene a Jazmín y a Bruno, quien confiesa las fechorías de Dionisio y es condenado. No así Jazmín, quien insiste en que es inocente. La encaran con Santino, quien confiesa lo de los asesinatos. Los dos se culpan el uno al otro por lo que los dos son condenados.

Estela ha decidido regresar con su familia a Coatzacoalcos por lo que acude a la central de autobuses. Leoncio se presenta y le pide perdón suplicándole que no lo abandone y regrese con él pero ella está decidida y se marcha. Alirio y Gisela le hacen ver al médico que él es el único responsable de las decisiones de su madre.

Santiago está preocupado por la desaparición de Dionisio y teme a que éste vuelva a tratar de hacerle daño. Manuela no se separa de él y entonces el hombre aprovecha para pedirle perdón y besarla. Le cuenta el por qué había decidido casarse con su hermana. Deciden darse una oportunidad y sellan su amor con un fuerte beso.

Leonora se entera del encarcelamiento de Jazmín y la visita para abofetearla y desearle lo peor por haber matado a su hijo. Jazmín solo habla de lo ruín y cobarde que Antolín fue siempre y los culpa a ella y Dionisio por ello.

Dionisio se hace pasar por pordiosero pues tiene en mente acabar con Santiago. Se presenta ante Leonora, a quien pide que lo ayude pero la mujer se niega rotundamente y asegura que no será parte de sus asuntos. Amenaza con denunciarlo si no se marcha de lo que ahora solamente es la casa de ella.

Manuela visita a Jazmín en la cárcel y le ofrece todo su apoyo pero la malvada hermana la intenta ahorcar por lo que las policías las separan. Jazmín jura que siempre odiará a su hermana así como siempre odiará a la mujer que le dio la vida. Aparece ante ella el espíritu de Raquel, quien le recuerda que es mala. La acompañan Antolín y Ruffo, atormentando a Jazmín hasta enloquecerla.

Santino y Bruno confiesan lo que saben acerca de Dionisio. Dentro del reclusorio planean su fuga pues no piensan permanecer en el lugar. Intentan hacerlo pero los dos son detenidos y mandados a ser castigados. Entonces descubren que jamás podrán salir de la cárcel.

Pasa el tiempo y los Santibáñez se sienten felices por la boda entre Manuela y Santiago, por lo Ofrecen una gran fiesta de compromiso en su hacienda. Allí son sorprendidos por Dionisio, quien intenta asesinarlos pero la policía logra detenerlo, disparándole hasta que el hombre muere.

Jazmín ha perdido la razón y solo habla incoherencias atormentada por los fantasmas. Es ingresada a una cárcel especial para locos, donde convive con gente señil, lunática, causando dolor a los Santibáñez, quienes deciden olvidarla.

Leonora sufre por su soledad pues tanto su marido como su hijo están muertos. Ofrece a Santiago su hacienda para reparar los daños que Dionisio le causó hace tiempo a la suya y le ofrece vender sus tierras. Santiago acepta, por lo que se hace dueño de todas esas propiedades. Leonora se marcha lejos.

Leoncio ha dejado el alcohol y va a Coatzacoalcos en busca de Estela, a la que pide que regresen. Al verlo recuperado, por sus hijos, ella decide volver.  Hacen a Sergio parte de su familia, pues está enamorado de Gisela, con quien se ha comprometido, mientras que Alirio se entrega a su trabajo en la hacienda Santibáñez, esperanzado a encontrar pronto el amor.

Manuela y Santiago logran casarse y ser felices para siempre, dejando atrás el pasado y el odio que se desvanecieron por causa del destino, por la esperanza en el futuro... por puro amor.





FIN





© POR PURO AMOR DR. 2012
Es un obra protegida y los derechos son propiedad de su autor.
Se prohíbe su cipia y reproducción parcial y/o total
así como su contenido con fines de lucro.
(R) 1998 (P) 2012